Perros y niños: cómo enseñar al niño

¿Tienes niños pequeños y quieres traer un perro a casa? ¿Tu perro no se lleva bien con tus hijos? Aplica estos consejos para que la convivencia sea perfecta.
Nuevo-perro-en-casa_-reglas-para-los-niños

A la hora de que los animales y los niños convivan, son varios los aspectos que debemos tener en cuenta  para poder prevenir accidentes y enseñar tanto a una parte como a otra a convivir en paz.

Somos especies distintas. 

No debemos olvidar que humanos y perros somos especies distintas, con nuestras propias necesidades de afecto, espacio y forma de comunicarnos. Es importante conocer al perro que tenemos con nosotros para poder construir una relación con él fuerte y única.

Si ya de por si es importante que nosotros como adultos conozcamos el lenguaje canino y sus necesidades, es doblemente importante que un niño sepa al menos cómo tratar a un perro para evitar hacerle sentir incómodo y que éste pueda mostrar su incomodidad mordiendo.

El perro rara vez va a morder a no ser que esté en un nivel de incomodidad extremo, como que el niño haya estado durante un buen rato encima de él, abriéndole la boca o incluso haciéndole daño por mucho que no tenga intención de ello. Hay perros que por mucha caña que les des tienen una paciencia infinita, pero incluso ellos son capaces de perder los estribos, igual que la persona más amable y paciente que conozcas puede estallar de vez en cuando.

NO te confíes pensando que tu perro jamás mordería a nadie.

Igual que comentaba antes, hasta a la persona más paciente del mundo se le acaba la paciencia en algún momento.

Mi madre me enseñó desde bien pequeña que es muy importante prevenir antes que curar, y creo que esto es muy a tener en cuenta ante la seguridad de una persona. Cuando los niños son muy pequeños es normal que no podamos enseñarles reglas o normas sobre cómo tratar a nuestro peludo, pero a medida que se hacen mayores es nuestro deber hacerlo.

Normas para una buena convivencia entre niños y perros

 

1. Enseñemos a los niños a pedir permiso antes de acercarse a cualquier perro. Si no les dejamos acercarse a desconocidos, ¿por qué confiamos en un perro que no es nuestro? O incluso aunque sea nuestro, hasta que el niño aprenda a entenderle, es mejor que nos pida permiso cuando son muy pequeños. Por ejemplo, imagina que tu perro está comiendo o que está enfermo y descansa en su cama. Puede que no le haga nada al niño, pero son situaciones en las que el perro se puede sentir incómodo, así que mejor evitarlas.

2. Es mejor una caricia suave en el pecho en lugar de caricias en la cabeza. A los perros, por lo general, no les gusta que les toquen la parte superior de la cabeza porque es algo que no pueden controlar. Si el perro es tuyo y lo tienes de hace tiempo lo tolera e incluso puede que le guste, pero a la hora de tocar a un perro que no conocemos es un contacto muy intrusivo.

3. No molestar al perro mientras duerme, come o hace sus necesidades.

4. Si el perro decide cortar el contacto y separarse del niño es porque está cansado, enseñemos que no deben seguirle y que le dejen alejarse cuando esto ocurre.

5. Los humanos miramos a la gente a la cara y mantenemos contacto visual porque así es cómo nos comunicamos. No obstante, mirar fijamente a los ojos a un perro podría ponerle nervioso y hacerle reaccionar. Como mínimo podemos ponerle nervioso, y en el peor de los casos podría gruñir, ladrar o lanzar un mordisco.

6. Es importante que se respeten los juguetes del perro igual que nuestro perro debe respetar los juguetes del niño.

7. No dejemos que nuestros hijos se acerquen a un perro que está detrás de una verja. Podría ser el más amoroso del mundo, pero no lo sabemos.

8. Nunca, bajo ningún concepto permitamos que el niño se meta con el perro, le agarre, le moleste o le haga daño. JAMÁS.

Niños y perros siempre que estén juntos debe ser bajo supervisión y en un ambiente controlado. Repito una vez más que no debemos pensar que nuestro perro nunca haría nada o que está a salvo con él. Las estadísticas demuestran lo contrario.

La mayoría de ataques o mordeduras de perros a personas son a niños pequeños y en el ámbito doméstico, es decir, perros de la familia. Por muy bien «adiestrados» o mejor dicho, educados, que estén nuestros perros, tienen sus propias motivaciones y sentimientos. 

Tanto niño como perro deben ser educados para convivir juntos, evitando lo máximo posible que ocurran accidentes.

La explicación es que en los perros tienen distintos tipos de señales que avisan de que no les gusta la situación. Pero las personas y sobretodo un niño, obvia ese tipo de señales. La última señal es el mordisco, que entre ellos lo dan como un toque de atención. Pero claro, la resistencia de la piel de un perro no es la misma que la nuestra y mientras que un perro puede dar un rápido pellizco con los dientes a otro y no pasa nada, si le da ese pellizco a un niño puede hacerle mucho daño.

Para más información sobre cómo socializar a un perro con niños, te invito a leer el siguiente post educativo:

[button link=»http://aprendeconkala.com/bebe-a-bordo-como-preparar-al-perro/» color=»green» newwindow=»yes»] Bebé a bordo: ¿cómo preparar al perro?[/button]

 

¿Te gustó? Puedes compartirlo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on pocket

Deja un comentario

¿Ya leíste mi eBook?

No te pierdas de nada

Suscríbete a mi newsletter y recibe en tu correo información de tu interés. Prometo no acribillarte, a mí tampoco me gusta el SPAM 😉 

Posts Relacionados

5 signos de estrés en perros

Te enseño cómo saber identificar las principales señales de estrés y te hago reflexionar sobre ciertas acciones de nuestra rutina que pueden actuar como estresores, con un cuestionario evaluador incluido.

El estrés y su efecto acumulativo

Si tu perro come todo lo que se encuentra por la calle o reacciona a determinados estímulos sin seguir un patrón claro, la causa podría ser el estrés y su efecto acumulativo.

Análisis: Arnés anti-tirones

Pros y contras de utilizar un arnés anti-tirones para conseguir que un perro no tire de la correa en el paseo. ¡Entra para conocerlos!

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00

que bueno

verte volver

Inicia sesión para acceder

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu expriencia de navegación

descarga el

ebook