Kala

De camada indeseada, a perra amada. Kala se ha convertido en mi compañera y en mi mejor educadora.

Camila

Durante toda la carrera de Psicología me faltaba algo e intentaba unir de alguna forma la carrera con los perros. Y al final lo conseguí.

Sobre Kala

Conocí a Kala cuando era apenas un cachorro de un mes. Fue fruto de una camada indeseada y me ofrecí a buscarle adopción. La gente interesada no nos convencía: la querían para el campo, me hacían preguntas absurdas o directamente no aparecían cuando quedábamos para conocerles.

Al final me la quedé y como fui yo la que la metió en casa me hice cargo de ella. Ambas formamos un vínculo increíble con la otra. Era mi sombra, dormía conmigo, le enseñaba trucos y pasábamos mucho tiempo juntas.

Su evolución

Sin embargo, por haberla traído a casa con solo un mes, no tuvo una buena impronta y al vivir en un pueblo vacacional tampoco tuvo contacto con otros perros y personas. 

Por aquel entonces no sabía demasiado sobre perros y cometí muchos errores, siempre intentando hacer lo mejor para ella, pero desde la ignorancia. Me dejé guiar por programas como «El encantador de perros» que enseñan un adiestramiento anticuado y desactualizado basado en la ya desmentida teoría de la dominancia.

Todo esto hizo que Kala sea una perra insegura con personas y perros que no conoce. Al formarme, empecé a trabajar con ella esta inseguridad y a día de hoy ha mejorado sobremanera comparado con hace unos años, ya es capaz de relacionarse y sentir interés por la mayoría de perros y te acepta comida aunque no te conozca (su alma de gordis le puede).

Eso sí, en cuanto gana confianza es la perra más amorosa y agradecida del mundo.

Yo no me doy por vencida con ella y entrenamos a diario. Cada vez tiene más seguridad en sí misma. Le encanta jugar con sus mordedores de cuerda, con las manos, perseguir pájaros, dormir junto al calor de alguien que quiere (si es bajo las mantas, mejor) y la comida. Le vuelve absolutamente loca la comida.

Sobre mí

Mi pasión por los animales me viene de fábrica, pero mi obsesión por aprender sobre comportamiento canino viene propiciado por mi pequeña Kala. Sus miedos hicieron que quisiera aprender lo máximo posible para darle la mejor calidad de vida que estuviese en mis manos.

Soy psicóloga especializada en etología, Adiestradora y Especialista en Gestión del Comportamiento. Mi filosofía en la educación canina es enseñar a perros y cuidadores a comunicarse entre sí para entenderse y evitar o resolver conflictos. Mi metodología de trabajo es amable, con base científica y destinada a fortalecer el vínculo entre perro y tutor para una convivencia de diez.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00

que bueno

verte volver

Inicia sesión para acceder

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu expriencia de navegación

descarga el

ebook