4 consejos para ayudar a que tu perro aprenda más rápido

Si a tu perro le cuesta aprender cosas nuevas estos 4 consejos te van a ayudar a volverle mentalmente más ágil y además divertirte en el proceso.
Cute Beagle puppy in a graduation cap

Si bien es cierto que cuanto mayor es el perro le puede costar algo más aprender, esto depende bastante de la estimulación que haya tenido en su vida, ya que sus redes neuronales por así decirlo serán más flexibles y consistentes, mejorando el aprendizaje y reduciendo las probabilidades de deterioro cognitivo.

Es relativamente normal que los perros conforme envejecen puedan sufrir de esto último ya que ante la falta de retos las neuronas van dejando de ser útiles y el cuerpo las deja morir, a los humanos nos ocurre algo parecido. La diferencia es que  tenemos libros, redes sociales, televisión y múltiples formas de entretenernos por nuestra cuenta.

Los perros cuentan con nosotros para darles el equivalente a esta estimulación. Cuanto más hayamos trabajado la mente, más rápido se aprenderán cosas nuevas.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
➡️ Acá les dejo 4 formas de estimular su mente para que ayude a ambas cosas. Por supuesto hay más, entre ellas dejarle oler en los paseos, fomentar su curiosidad y conocer sitios nuevos 🐾.

 

1. Enseñarle habilidades sencillas.

Sentarse, tumbarse, dar la patita, rodear algo, pasar entre tus piernas… son cosas sencillas que más allá de ayudarte en ciertas situaciones puntuales, van a permitir que el cerebro de tu perro desarrolle ciertas conexiones que le harán más fácil aprender otras cosas más complejas.

Te recomiendo que cuando le vayas a enseñar algo sea siempre marcando el inicio y el final del ejercicio. De esa forma, mantendrá la posición por ejemplo del sentado a pesar de que ya le hayas dado la comida o dicho “muy bien”.

Las manos van a serte de mucha ayuda para guiar a tu perro cuando le estés enseñando alguna de estas habilidades, ya que los perros prestan más atención a los gestos y movimientos que hacemos que a lo que decimos. No obstante, intenta no abusar o ser redundante (decir siempre “quieto” al mismo tiempo que haces una señal de stop con la mano) ya que si utilizas siempre las manos para hacer que se siente, cuando le digas “Siéntate” sin mover las manos no va a entenderte.

Esto podría complicar ciertas situaciones en las que no podemos usar las manos para pedir algo a nuestro perro, bien por tenerlas ocupadas, por estar lejos suyo o porque no nos está mirando.

Es importante para el perro aprender a guiarse no solo con nuestros gestos sino con la voz, para que responda más rápido a nuestro llamado por ejemplo aunque no nos vea.

2. Montarle juegos de estimulación mental.

Ya con la enseñanza de habilidades vamos por buen camino, pero al final solo eso se queda algo corto.

Los juegos de estimulación mental obligan al perro a pensar y esforzarse para resolver un puzzle, con todos los beneficios que esto conlleva. Aquí te explico algunos de ellos:

Ayuda a que gestionen mejor la frustración: el querer algo y no poder conseguirlo enseguida.

Hace que se sientan más seguros de sí mismos al ver que son capaces de solucionar sus propios desafíos.

Podemos ayudarles a superar miedos y a trabajar la propiocepción, según el tipo de circuito o juego que montemos.

Podemos convertirlo en un trabajo en equipo ayudándolo en el camino, para mejorar vínculo y confianza en nosotros.

En mis historias destacadas de Instagram tienes un montón de ejemplos de cómo crear circuitos y puzzles mentales que estimulen a tu perro, adaptándolos por completo a la dificultad que tu perro necesite. Recuerda no empezar con algo muy difícil ya que sino tu perro podría frustrarse de más y le generaría estrés de manera poco productiva.

🢂 Ejemplo de circuito con materiales que tenemos en casa.

Necesitarás:

Tubos de cartón de papel higiénico (sin el papel).

Caja de cartón. Puede ser una caja de zapatos o de algún pedido que hayas hecho por Internet.

Botella de plástico vacía.

Papel de periódico o de revista.

  1. Con los tubos de cartón del papel higiénico o de cocina podemos meter algunos premios dentro y cerrar los extremos, supervisando que nuestro perro no se trague el cartón al romperlo para abrirlo.
  2. La caja de cartón nos servirá para llenarla de bolas de papel de periódico arrugado entre las que esconderemos trocitos de comida que el perro tenga que encontrar con el olfato.
  3. La botella de plástico es también para meter algunos premios dentro y podemos jugar con las dificultades según los agujeros que hagamos en el cuerpo de la botella (a través de los cuales saldrá la comida conforme el perro la mueva o muerda).

Una vez tengamos estas cuatro bases del circuito, las colocamos en distintas zonas del salón: una en el sofá, otra debajo de las sillas, alguna en el medio del salón… le decimos que espere e indicamos que busque, ¡la diversión está asegurada!

Irás viendo que cuantos más juegos de este estilo le hagas, más rápido irá resolviendo todo y que aprender será para él algo muy satisfactorio.

3. Código de comunicación claro.

Sería genial, pero lamentablemente los perros no saben hablar castellano.

Aunque se esfuerzan en entendernos y asociar lo que decimos con lo que hacemos, hay que reconocer que los humanos somos bastante confusos. 

Los perros son de una especie distinta, por lo que al final tenemos que aprender a entenderlos y facilitarles el que nos entiendan, y eso se consigue asegurándonos de saben el significado de lo que decimos mediante ejercicios o asociaciones básicas. Así ponemos a prueba al perro y nos aseguramos de que entiende la palabra y no se deja guiar solamente por el movimiento de nuestras manos.

¿Para qué sirve?

Para que el perro no deba adivinar lo que quieres sino que te entienda mejor. Te facilitará enseñarle cosas nuevas, que haga o que deje de hacer algo, sin necesidad de regañarle o enfadarte con él, porque entenderá lo que le dices y no habrá frustraciones o malentendidos.

🢂 Algunas palabras básicas de este código: muy bien, su nombre, aprender el significado de “no” y una palabra para indicar finalización de la actividad.


En mi libro “Tengo mucho que decirte” tienes varios ejercicios prácticos para ayudar a tu perro a entender el significado de distintas palabras y así poder usarlas en vuestra convivencia.

[button link=”epic-cohen.217-160-225-210.plesk.page/tienda/ebook-tengomuchoquedecirte” type=”big” newwindow=”yes”] Comprar libro[/button]


 

4. El olfato.

Los perros perciben casi la totalidad de la información del entorno mediante el olfato, estimular este sentido es estimular directamente su mente ya que aproximadamente el 40% de su cerebro está dedicado a procesar lo que huelen. Para trabajarlo los juegos de olfato vienen de lujo.

¿En qué consisten?

Muy sencillo, es un juego en el cual enseñamos al perro a buscar algo que hemos escondido. Normalmente lo que mejor funciona para enseñarles la estructura del juego es usar comida para que la busquen. Una vez ya han aprendido a buscar con nuestra indicación, podemos esconderles cualquier cosa que les motive a buscar: juguetes, una prenda de ropa, ¡o incluso a nosotros mismos!

Se empieza por un nivel básico para que el perro aprenda dos indicaciones muy importantes que son el principio y el final del ejercicio, lo que nos va a evitar obsesiones y frustración. En mi caso, yo suelo utilizar como señal de inicio “Busca” y como finalización “se acabó“.

¿Cómo lo hacemos?

👉 Si tu perro sabe el “quieto” y tiene autocontrol puedes pedirle que espere quieto mientras le vas mostrando los trocitos de comida que estás dejando en el suelo a su vista. Si piensas que en cuanto la salchicha toque el suelo va a ir corriendo, mejor que lo sujete alguien o dejarlo atado a algo fijo e inmóvil mientras le dices su nombre para que te mire y vas colocando las salchichas a la vista. Es normal que al principio no le veas oler demasiado sino buscar los premios con la vista.

👉 Una vez colocadas, ve hacia tu perro, dile su nombre y luego el “busca” al mismo tiempo que le sueltas o le liberas de la permanencia. Cuando se las haya comido dile la palabra que quieras que signifique finalización del ejercicio, por ejemplo, “se acabó“.

¡Así de fácil!

👉 Cuando veas que tiene claro que el busca es buscar la comida, aunque lo haya estado haciendo con la vista, pasa a esconderla mientras no te vea en sitios en los que no pueda encontrarlos solo con los ojos sino que deba verse obligado a olfatear. Detrás de la pata de una silla, en la esquina de una pared, detrás de algún cojín, entre sus mantas, etcétera.

👉 Puedes ir complicándolo más escondiéndolo en sitios cada vez más complejos y a distintas alturas (encima de sillas, sofás, algunos muebles) también aumentando la zona de búsqueda.

Beneficios

Entrenar el olfato de tu perro es algo simple, divertido y entretenido que va encima a darle un montón de beneficios. Más allá de mejorar la seguridad en sí mismo y la propiocepción (el olfato será un gran aliado en nuestros circuitos de estimulación mental), ayuda a fomentar la independencia y autonomía del perro, previniendo problemas emocionales tan graves como la ansiedad al quedarse solos en casa.

Si quieres saber más sobre el olfato y sus beneficios pásate por esta otra entrada del BLOG: El olfato y formas de ejercitarlo.

Y si todavía no sabes lo que son las alfombras olfativas, aquí te lo explico todo: Alfombras olfativas y su utilidad. Además en esta entrada del BLOG te explico también cómo hacerla tú mismo y los usos que puedes darles.

 

Si te quedaste con alguna duda o quieres aportar algo, estaré encantada de leerte en los comentarios de aquí abajo 🢃

 


Propiedad primera fotografía: <a href='https://www.freepik.com/photos/dog'>Dog photo created by master1305 - www.freepik.com</a>
Propiedad fotografía portada: <a href='https://www.freepik.com/photos/school'>School photo created by rawpixel.com - www.freepik.com</a>

 

 

 

¿Te gustó? Puedes compartirlo

Deja un comentario

¿Ya leíste mi eBook?

No te pierdas de nada

Suscríbete a mi newsletter y recibe en tu correo información de tu interés. Prometo no acribillarte, a mí tampoco me gusta el SPAM 😉 

Posts Relacionados

5 signos de estrés en perros

Te enseño cómo saber identificar las principales señales de estrés y te hago reflexionar sobre ciertas acciones de nuestra rutina que pueden actuar como estresores, con un cuestionario evaluador incluido.

El estrés y su efecto acumulativo

Si tu perro come todo lo que se encuentra por la calle o reacciona a determinados estímulos sin seguir un patrón claro, la causa podría ser el estrés y su efecto acumulativo.

Análisis: Arnés anti-tirones

Pros y contras de utilizar un arnés anti-tirones para conseguir que un perro no tire de la correa en el paseo. ¡Entra para conocerlos!

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00

que bueno

verte volver

Inicia sesión para acceder

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu expriencia de navegación

descarga el

ebook