El olfato: juegos y ejercicios

La estimulación mental y el olfato son aspectos que deben estar totalmente cubiertos en la vida de tu perro. ¿Sabes cómo entrenarlo?
El-olfato_-juegos-y-ejercicios

Olfato

Los perros son superdotados en este sentido. A diferencia de nosotros, que tenemos alrededor de 5 millones de receptores
olfativos, ellos poseen entre 150 y 300 millones. Ya he comentado en otras ocasiones que la nariz de
tu perro son sus ojos. A través de la nariz reciben muchísima información que clasifican en su cerebro, donde se encuentra
la memoria olfativa, también muchísimo más grande en perros que en humanos.

Olfatear también les relaja y canaliza su energía, consiguiendo perros más tranquilos y equilibrados. De ahí que muchos
educadores caninos recomienden juegos de olfato para perros nerviosos, inseguros o reactivos. Es una forma de cansarles
mentalmente, como si tú haces 10 ejercicios de matemáticas (siempre y cuando no te estrese demasiado, claro).

Todos los perros poseen este sentido, de hecho es el único sentido activo que tienen al nacer, ya que nacen
ciegos y sordos. Algunos perros tienen mejor olfato o lo usan más que otros.

¡Déjale olfatear!

Muchas personas anulan el olfato de los perros cuando no les dejan oler en los paseos, bien por tener una correa demasiado corta que no les permite agachar la cabeza, o bien porque siempre que se para a oler tiran de él. Esto los convierte en perros más visuales, dando lugar luego a perros más nerviosos. La vista no es su forma natural de reconocer el mundo. Muchas veces perros visuales y emocionales van de la mano, y un perro que se guía por las emociones para actuar en lugar de la razón, da lugar a un perro reactivo.

 

 

Entonces, ¿por qué esperar más? ¡Vamos a hacer que nuestro perrete use el olfato! Para ello existen numerosos ejercicios
y juegos, pero antes debemos enseñar a nuestro perro la orden «Busca». ¿Cómo podemos hacer esto? Es bastante sencillo. Estaría bien que antes de esta orden el perro supiese el «Sit» y el «Quieto», pero con el «Quieto» a veces es suficiente.

Cómo empezar

Empezaremos por esconderle algo que desee a simple vista, mientras entrenamos autocontrol y que espere. Podemos sujetarlo si lo vemos necesario. Después le liberamos mientras decimos «Busca». Haremos esto varias veces. El siguiente paso será esconderle el objeto y darle la misma orden.

Yo hago en casa búsqueda de comida y me reservo el exterior para la búsqueda de juguetes, palos, etc. Pero es porque soy un poco miedica de que Kala coma algo que no debe (caca de otros perros, parásitos, veneno…). Si sabéis de un sitio no frecuentado por muchos perros o que pensáis que es seguro, podéis hacerlo. Eso sí, os recomiendo que primero le enseñéis a discriminar lo que debe o no comer.

Son frecuentes los dueños que hacen ejercicios de olfato por el césped del parque pero luego regañan al perro si se come en ese mismo césped un dorito.

El ejercicio de discriminación deberá ser aún mayor en perros que comen todo lo que se encuentran. Trabajando con comida en casa nos ahorramos esto. Es también muy importante marcar el «Fin» del juego, ya que sino el perro podría seguir buscando insistentemente y frustrarse por no encontrar nada.

Dependiendo de los niveles de excitación de nuestro perro también se puede jugar al escondite.

En casa también podemos trabajar con alfombras olfativas. Son un tipo de alfombra que puedes hacer perfectamente a mano con trapillo y una rejilla de plástico. Cuanto más grande la superficie y más largas las tiras más complicado será para tu perro
encontrar la comida.

Kala buscando premios en su alfombra olfativa

 

El ejercicio en casa puede ir de sencillo (esconderle las chuches o pienso por el suelo) a más complicado (diferentes alturas, debajo o detrás de muebles, debajo de cojines, dentro de objetos, una sola habitación o toda la casa, etc.).

Este tipo de ejercicios reduce el estrés acumulado del perro, mejora su bienestar y estimula sus sentidos. Además, al tener que concentrarse para encontrar la comida, también le estamos estimulando mentalmente.

Por otro lado, en los juegos de olfato, nosotros pasamos a un segundo plano, siendo el perro el encargado de encontrar
la comida, y por tanto fomentando su independencia. Esto mejora también su autoestima y seguridad.

Puedes encontrar distintos ejemplos de juegos y ejercicios para estimular el olfato y la mente en el apartado de Estimulación mental de la página o en los destacados de mi Instagram: @aprendeconkala.

¿Te gustó? Puedes compartirlo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on pocket

Deja un comentario

¿Ya leíste mi eBook?

No te pierdas de nada

Suscríbete a mi newsletter y recibe en tu correo información de tu interés. Prometo no acribillarte, a mí tampoco me gusta el SPAM 😉 

Posts Relacionados

5 signos de estrés en perros

Te enseño cómo saber identificar las principales señales de estrés y te hago reflexionar sobre ciertas acciones de nuestra rutina que pueden actuar como estresores, con un cuestionario evaluador incluido.

El estrés y su efecto acumulativo

Si tu perro come todo lo que se encuentra por la calle o reacciona a determinados estímulos sin seguir un patrón claro, la causa podría ser el estrés y su efecto acumulativo.

Análisis: Arnés anti-tirones

Pros y contras de utilizar un arnés anti-tirones para conseguir que un perro no tire de la correa en el paseo. ¡Entra para conocerlos!

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00

que bueno

verte volver

Inicia sesión para acceder

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu expriencia de navegación

descarga el

ebook