3 ERRORES en la educación de un perro

En este artículo te hablo de los 3 grandes errores que no debes cometer si quieres educar bien a tu perro.
comonoeducaratuperro

En este artículo te hablo de los 3 grandes errores que no debes cometer si quieres educar correctamente a tu perro.

 1. Collares de castigo

Ya hablé hace tiempo de los collares de castigo en este artículo sobre su uso si nuestro perro tira de la correa. En él hablé sobre sus consecuencias, el porqué de que un perro tire de la correa y expliqué el funcionamiento de estos collares.

No obstante, como es una herramienta que sigo viendo continuamente, incluso a gente amante de sus animales, me he decidido a volver a hablar brevemente de ellos.

Los collares de pinchos, los de semi-ahogo (y en ellos se incluyen los famosos Martingale) y los de ahorque, funcionan con dolor o molestias que hacen que el perro deje de realizar una conducta para no experimentar esa consecuencia negativa.

Esto en psicología del comportamiento es lo que se conoce como castigo positivo. En términos conductistas hay cuatro formas de alentar una conducta o extinguirla.

  • El refuerzo positivo añade algo positivo a la conducta realizada. Cuando le damos un premio al perro por darnos la pata. Aumenta la frecuencia de la conducta.
  • El refuerzo negativo elimina algo negativo a la conducta realizada. Si no le gusta que le toquemos las patas y para que nos la dé se la agarramos, el retirar la mano sería un refuerzo negativo, pues eliminamos esa molestia. Aumenta la frecuencia de la conducta.
  • El castigo positivo añade algo negativo a la conducta realizada. El perro hace algo que no nos gusta y le damos un toque con la correa, sujeta al collar de pinchos. Reduce la frecuencia de la conducta.
  • El castigo negativo elimina algo positivo de la conducta realizada. Si el perro sale nervioso de casa cuando abrimos la puerta, la mantenemos cerrada hasta que salga más tranquilo, haciendo que tarde más. Reduce la frecuencia de la conducta.

Consecuencias de su uso

Por tanto, como ves, utilizar este tipo de collares cuando nuestro perro hace algo que no nos gusta o, incluso peor, para enseñarle obediencia básica, da lugar a las siguientes consecuencias, por enumerar unas pocas:

Por supuesto, el perro seguirá realmente con la motivación o emociones internas que daban lugar a esa conducta para nosotros molesta. Por tanto, no le estaremos enseñando ni ayudando a gestionar correctamente a ese perro, persona o bicicleta.

➡️Si te han vendido que es necesario su uso para enseñarle a tu perro obediencia básica (sentarse, tumbarse, acudir a la llamada) me parece todavía más negligente.

Utilizar los collares de castigos es querer conseguir resultados fáciles y rápidos, sin velar por el bienestar físico y emocional del perro.

Si tu perro tiene problemas en el paseo, te recomiendo que leas mis artículos dedicados al Paseo, en especial el artículo Paseo agradable y manejo de la correa.

 

 2. Gritos e imposiciones

Una relación en la que queremos que el otro se doblegue ante nosotros, que haga siempre lo que queremos sin poder tomar sus propias decisiones, en la cual nos creemos con el derecho de tener el control total y absoluto sobre el otro en todas y cada una de las situaciones, no es una buena relación.

Ojo, con esto no quiero decir que nuestros perros no deban escucharnos, pero, ¿no controlamos ya casi todo lo presente en su vida? ¿Por qué exigir las cosas cuando podemos enseñarles y que ellos decidan escucharnos?

Hay una diferencia muy grande entre pedir algo por favor y forzar u obligar a que nos atiendan y hagan caso. Y hay una diferencia más grande aún entre saber que no siempre aunque pidamos las cosas por favor nos harán caso con la misma rapidez ni ganas y castigar o amenazar a nuestro perro si no responde con la misma rapidez que el microondas al botón de iniciar.

❗❗ Tu perro no es un robot. Es un ser sintiente, con sus propios gustos, capacidad para tomar decisiones y, por supuesto, con emociones.

No siempre acudirá a la llamada ipsofacto o se sentará nada más se lo pidas. Sé paciente, estudia la situación, conoce a tu perro. Ponte en su lugar.

 

3. Castigo físico o amenazas de sufrirlo

El castigo físico tiene las mismas consecuencias negativas que los collares de castigo, con el añadido de que es mucho más directo e invasivo que la herramienta.

Construir una relación con tu perro basada en esto no hace que el perro te respete, sino que te tema y que actúe por miedo a sufrir consecuencias negativas.

No es necesario que el daño sea grande o que le pegues muy fuerte, ni siquiera que lo hagas siempre, ya solo con la amenaza del golpe con tu propia mano o con la zapatilla/correa estarás creando una relación basada en el miedo y la desconfianza. Tú te convertirás eventualmente en un castigo positivo.

¿Es así como te gustaría sentirte con tu familia, pareja o amigos?

 

 

Esta frase la escuché el otro día en un capítulo de Peaky Blinders, una serie muy conocida de Netflix.

Los abusos, desde el más pequeño hasta el más grande, deben desaparecer de la educación.

No podemos seguir justificándonos en que es una herramienta, en que bien usada no hace daño, en que una hostia a tiempo quita la tontería.

Está en ti el cambio y el poder de difusión para que poco a poco más gente conozca que hay formas más amables y efectivas de educar a su perro, entendiéndole y respetándole.

Compartiendo este tipo de información con la gente que quieres, o la que veas que le puede hacer falta, haces no solo que no se cometan estos errores entre particulares, sino que los profesionales que utilizan estas técnicas sean cada vez menos contratados y se vean obligados a actualizarse si quieren seguir ejerciendo.

↪️Si quieres aprender cómo entender mejor a tu perro y también una serie de ejercicios prácticos para crear un código de comunicación sencillo con él, quizá te interese mi libro sobre comunicación canina (y un poco humana):

[button link=”epic-cohen.217-160-225-210.plesk.page/tienda/ebook-tengomuchoquedecirte” type=”big” newwindow=”yes”] ¡Me interesa![/button]

Derechos hombre gritando: Photo created by cookie_studio en Freepik

¿Te gustó? Puedes compartirlo

Deja un comentario

¿Ya leíste mi eBook?

No te pierdas de nada

Suscríbete a mi newsletter y recibe en tu correo información de tu interés. Prometo no acribillarte, a mí tampoco me gusta el SPAM 😉 

Posts Relacionados

5 signos de estrés en perros

Te enseño cómo saber identificar las principales señales de estrés y te hago reflexionar sobre ciertas acciones de nuestra rutina que pueden actuar como estresores, con un cuestionario evaluador incluido.

El estrés y su efecto acumulativo

Si tu perro come todo lo que se encuentra por la calle o reacciona a determinados estímulos sin seguir un patrón claro, la causa podría ser el estrés y su efecto acumulativo.

Análisis: Arnés anti-tirones

Pros y contras de utilizar un arnés anti-tirones para conseguir que un perro no tire de la correa en el paseo. ¡Entra para conocerlos!

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00

que bueno

verte volver

Inicia sesión para acceder

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu expriencia de navegación

descarga el

ebook