Perros pequeños, ¿más agresivos?

¿Qué tan de cierto hay en eso de que los perros pequeños son más agresivos que los grandes? Dale click si quieres saber el motivo por el cual la gente dice esto.
perros-mini-mas-agresivos

 

Seguro que te suena la frase «los pequeños son los peores», o «los perros pequeños tienen muy mala leche». Yo estaba acostumbrada a escucharla en la calle y a conocidos, pero el otro día fue la primera vez que mi vecino lo dijo porque pasó delante de la puerta abierta de mi casa y Kala le ladró. Claro que en este caso estaba totalmente justificado. Un desconocido pasando por delante de la puerta, sin saber si se metería o no en nuestra casa, haría ladrar a más de un perro independientemente de su tamaño.

Entonces, ¿por qué la gente dice esto? Porque no son una ni dos personas sino bastantes las que tienen la idea de que los mini son unos cascarrabias.

Pues bien, esto suele deberse a varias razones, y realmente no es que los perros pequeños sean más bordes que los grandes, es que normalmente la educación que sus tutores le dan es bastante distinta a la que darían a un perro de mayor tamaño. Y, como ya sabemos, para nuestra suerte o nuestra desgracia, la educación que le demos a un perro junto con otros factores (genética, entorno…) va a repercutir en su forma de relacionarse con el mundo.

Son pequeños

Ser pequeño en un mundo de gigantes no es sencillo. Literalmente todo es más grande que tú y si no se hacen bien las cosas es normal que un perro pequeño se sienta inseguro y sienta que debe defenderse de aquello cinco veces más grande que él. Ya partiendo de esa base, los mini nacen con una clara desventaja con respecto a sus hermanos más grandes.

O te defiendes, o pasas miedo, y por eso es relativamente normal ver a perros mini en estos dos extremos. Imagina que todo el mundo te sacara diez o más cabezas, eso condicionaría sin lugar a dudas tu forma de relacionarte.

Mala socialización

Aquí hay dos extremos.

Hay personas que por tener un perro pequeño, tan frágil, evitan que juegue o se relacione correctamente con perros más grandes, impidiéndole luego que cuando madure se sienta seguro alrededor de ellos. Lo que puede lugar a que los evite o a que, por desconfianza, inseguridad o miedo les ladren o incluso puedan morder si el caso es más grave y se ha reforzado con el tiempo.

Por otro lado, hay otras personas que realizan una sobre-exposición a perros de todo tipo y esto es algo que no solo ocurre en razas pequeñas si no en todas. Claro que las pequeñas son más susceptibles a hacerse daño o tener una mala experiencia si un perro con 15 kg más que él le pega un revolcón, aunque sea jugando.

Lo que se debe hacer es permitir que nuestro perro, tenga el tamaño que tenga, socialice tanto con personas como con otros animales, pero siempre buscando perros y personas que no le hagan pasar un mal trago. Perros grandes que sepan cómo jugar con perros pequeños, perros tranquilos que aunque no jueguen con él pasen un poco y no le transmitan desconfianza. Una buena forma es dando paseos grupales con perros de este tipo para que nuestro perro se sienta seguro sin importar el tamaño.

Sobreprotección y complejo de bebé

Dentro de la sobreprotección hay un poco de lo que decía antes, también levantar al perro de la correa hacia arriba cuando vemos algo que no nos gusta, llevarle siempre en brazos, no dejar que se enfrente a pequeños retos como puede ser subir unas escaleras, etcétera.

El Complejo de bebé es algo que le ocurre a muchas personas que tienen perros pequeños. Son manejables, suelen tener ojos grandes y rasgos de bebé, lo que hace que les cuidemos como tales. Entra aquí también lo de llevarles en brazos, vestirles con ropa que no es necesaria (aquí no hablo de abrigos para el invierno, por ejemplo), hacerles pasar más tiempo dentro de bolsos que caminando y tenerlos encima de nuestras piernas casi siempre.

Me gustaría aclarar que algunas de estas cosas no son necesariamente malas, es cuando no dejamos al perro ser perro con todo lo que eso conlleva, que lo que estamos haciendo es impedirle relacionarse con el mundo como debería y lo que luego hará que sienta que todo lo que esté fuera de tus brazos o tu espacio individual es algo de lo mejor tener cuidado y mirar con recelo.

Falsas creencias

Al ser pequeños la gente se piensa que no necesitan pasear tanto tiempo, algunas personas no los sacan a dar paseos de calidad salvo cuando los quieren llevar con ellos a alguna terraza o paseo por la ciudad. Es decir, no les llevan a dar paseos en los que puedan olfatear tranquilamente en un parque o sitio abierto en la naturaleza.

Muchos tampoco juegan tanto como deberían con ellos. Básicamente, por su tamaño hay muchas personas que creen que no necesitan ejercicio físico o mental. Esto lo que hace a la larga es tener perros aburridos, con una entropía alta y propensos a reaccionar emocionalmente con más facilidad. Esto es, ser más reactivos.

No molestan

Y por último. Muchos, muchísimos, perros pequeños tienen problemas de comportamiento debido a todo lo que he explicado antes. Pero son pocos los que llaman a un educador canino para que lo solucione.

Si tu perro pequeño ladra como mucho molesta un poco al oído, algunas veces incluso te resulta a ti y a los demás hasta gracioso.

Si tira de la correa, no es algo que deba preocuparte porque tú puedes con él. No es tan molesto como si fuera un labrador retriever o un rottweiler quien estuviera al otro lado de la correa. Ahí ya te haría daño en el hombro, te cansaría el brazo y los paseos no serían agradables.

Si llega a morder a alguien o a marcar a algún perro, no es un problema grave porque no pasa de un pellizco o el daño es mínimo. Ahora, si tuvieras un pastor alemán, seguramente te daría pavor sacarle a la calle si se lanzara a los tobillos de las personas o a otros perros.

Y estos son solo algunos de los problemas que pueden darse en cualquier perro pero que en perros pequeños sus tutores se preocupan pocas veces de solucionar porque la molestia y/o peligro hacia otras personas o perros es mínima.

Es por ello, que cuando ves a un mini ladrándote o ves que se te lanza al tobillo, ¿qué te hace pensar que es culpa de su tamaño y no de cómo ha sido criado?

Si bien hay razas más predispuestas a tener cierto carácter, la educación y aprendizaje que recibe de su entorno es lo que pone un punto final a cómo sea el perro. Y esto no tiene que ver con tamaños, sino con educación.

¿Has escuchado o te han dicho alguna vez esta frase? Si es así cuéntamelo en los comentarios 🙂

 

 

 

 

¿Te gustó? Puedes compartirlo

2 comentarios en «Perros pequeños, ¿más agresivos?»

  1. A mi perra estoy intentando trabajar en todo lo que dices pero no me funciona cuando viene alguien a casa le hago ejercicios de olfato pero no funciona al final acaba tirándose a morder a la persona que ha venido sobre todo cuando se levanta y acabo atandola para que no lo haga.

    Responder
    • ¡Hola, Mari! Creo que querías comentar en el post sobre el timbre. En este post hablo de por qué se dice por la calle que los perros pequeños son más agresivos, no explico cómo trabajar nada en concreto. Un abrazo 🙂

      Responder

Deja un comentario

¿Ya leíste mi eBook?

No te pierdas de nada

Suscríbete a mi newsletter y recibe en tu correo información de tu interés. Prometo no acribillarte, a mí tampoco me gusta el SPAM 😉 

Posts Relacionados

5 signos de estrés en perros

Te enseño cómo saber identificar las principales señales de estrés y te hago reflexionar sobre ciertas acciones de nuestra rutina que pueden actuar como estresores, con un cuestionario evaluador incluido.

El estrés y su efecto acumulativo

Si tu perro come todo lo que se encuentra por la calle o reacciona a determinados estímulos sin seguir un patrón claro, la causa podría ser el estrés y su efecto acumulativo.

Análisis: Arnés anti-tirones

Pros y contras de utilizar un arnés anti-tirones para conseguir que un perro no tire de la correa en el paseo. ¡Entra para conocerlos!

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00

que bueno

verte volver

Inicia sesión para acceder

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu expriencia de navegación

descarga el

ebook